Los Hórreos de Valdeón

Arquitectura popular de la montaña leonesa

Estás aquí: Inicio / Descubre Valdeón / Patrimonio y etnografía / Los Hórreos de Valdeón

Los hórreos, arquitectura popular del Valle de Valdeón

Los hórreos son construcciones de madera destinadas al almacenamiento y conservación de las cosechas que aislaban el espacio de la humedad y de la presencia de animales. Son un bello ejemplo de la arquitectura popular tradicional presente en el entorno rural de todo el Norte de la Península Ibérica, presentando una estructura común con distintas pecualiaridades en función de la zona.

ARQUITECTURA TRADICIONAL

Los Hórreos de Valdeón

El hórreo es una construcción de origen posiblemente prerrománico, aunque no se puede precisar con exactitud la fecha de su aparición. Es un elemento imprescindible y con identidad propia en aquellas zonas del norte en las que el clima es muy inestable. Esto ha motivado que sea la construcción más tradicional de los pueblos de montaña del Valle de Valdeón, presentando su estructura adaptaciones de distintas influencias de las regiones limítrofes.

Se trata de una edificación generalmente de planta cuadrangular o ligeramente rectangular, separada del terreno donde se asienta mediante cuatro pilares de piedra o madera de forma piramidal, llamados “pegollos”. Cada uno de ellos se corona con una gran piedra circular denominada “tornarratas”, con la misión de evitar el acceso de los roedores al interior, ya que su forma saliente no permite que trepen estos y otros animales.

Tipologías

Por su tipología los hórreos que se pueden ver en el Valle de Valdeón se asocian tanto al hórreo de influencia asturiana, de planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas con una disposición vertical de sus tablas de madera, como al hórreo leonés, de planta rectangular y cubierta a dos aguas con una colocación horizontal de los tableros de las paredes, más común en la montaña leonesa oriental y que reflejaría influencia de los hórreos cántabros.

Para su construcción en el Valle de Valdeón se utilizaba la madera que estuviera disponible en cada momento, y por eso nos encontramos con muchos ejemplares mixtos. Ésta gran variedad de estilos se ha convertido en un atractivo más del valle.

Los Hórreos de Valdeón

El hórreo es una construcción de origen posiblemente prerrománico, aunque no se puede precisar con exactitud la fecha de su aparición, es un elemento imprescindible y con identidad propia en aquellas zonas del norte en las que el clima es muy inestable. Esto ha motivado que sea la construcción más tradicional de los pueblos de montaña del Valle de Valdeón, presentando su estructura adaptaciones de distintas influencias de las regiones limítrofes.

Se trata de una edificación generalmente de planta cuadrangular o ligeramente rectangular, separada del terreno donde se asienta mediante cuatro pilares de piedra o madera de forma piramidal, llamados “pegollos”. Cada uno de ellos se corona con una gran piedra circular denominada “tornarratas”, con la misión de evitar el acceso de los roedores al interior, ya que su forma saliente no permite que trepen estos y otros animales.

Tipologías

Por su tipología los hórreos que se pueden ver en el Valle de Valdeón se asocian tanto al hórreo de influencia asturiana, de planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas con una disposición vertical de sus tablas de madera, como al hórreo leonés, de planta rectangular y cubierta a dos aguas con una colocación horizontal de los tableros de las paredes, más común en la montaña leonesa oriental y que reflejaría influencia de los hórreos cántabros.

Para su construcción en el Valle de Valdeón se utilizaba la madera que estuviera disponible en cada momento, y por eso nos encontramos con muchos ejemplares mixtos. Ésta gran variedad de estilos se ha convertido en un atractivo más del valle.

En la actualidad en el valle hay alrededor de 80 ejemplares repartidos en los ocho pueblos, y están declarados BIC (Bien de Interés Cultural) por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.

Hórreos arcáicos de Soto y Prada de Valdeón

Además de los tipos más extendidos en el valle, en las localidades de Soto y de Prada de Valdeón se conservan unos hórreos de especial interés. Se trata de ejemplares que los expertos catalogan como hórreo arcaico, caracterizado por la solución adoptada para resolver su caja, a base de gruesos tablones horizontales, de factura muy rústica, que se ensamblan en sus extremos mediante unos rebajes practicados en cada uno de ellos.

Sólo se conservan cinco ejemplares de hórreos arcaicos en la provincia de León, y tres de ellos están en el Valle de Valdeón, dos en la localidad de Soto de Valdeón y uno en la de Prada.